El Fumadero – Día de eventualidades (personal).

¿Por que? ¿Porque hoy?

Nunca les ha ocurrido que apartan un día libre para ponerse al día con todas sus actividades y piensan cosas como ; «Me levantaré temprano» «Adelantaré mi tarea» «Haré ejercicio» etc… pues hoy para mí no fue ese el caso mas me ocurrió algo un tanto similar, es curioso como la ley de Murphy actúa en el universo de maneras tan variadas y molestas.

Hoy me levanté temprano, a las 5 de la mañana y me encontré con el ya no tan esperado hecho de que no había luz eléctrica en mi casa, toda el área por donde vivo se había quedado sin electricidad, algo que lastimosamente ya no sorprende tanto en Venezuela. Tenia pensado en adelantar mis tareas de la universidad pero para ello necesitaba la computadora que es donde tengo mi material de estudio, tener tus cosas en la computadora es la forma mas económica de estudiar… Si vives en Venezuela entendederas que sacar copias y copias de material de apoyo para tenerlo en físico a diario no es algo económicamente viable para todos y comprar libros es prácticamente un lujo, por el alto precio de estos.

Debido a este inconveniente me dije que repasaría los apuntes que tengo ya anotados en el cuaderno, la luz no me iba a joder el día y todo iba bien hasta que mi madre se levantó y me pidió que le llevara un recado a la conserje del edificio, ella vive en el primer piso de mi edificio…. yo vivo en el piso veintidós, al no haber luz tampoco ascensor y tener quehacer inmediatamente un recado que se podría hacer en cualquier momento del día era algo que me parecía necesario, sumado al esfuerzo de tener que retornar de subida los veintidós pisos…

No seria la ultima vez que bajaría esas escaleras en el día, como no había ascensor fui prácticamente el recadero de hoy, antes de las 10:30 de la mañana ya había bajado y subido las escaleras de mi edificio por multitud de razones y poco tiempo me había dado de ojear mis apuntes, era curioso, cada vez que me sentaba a leer, alguien necesitaba hacer uso de mis múltiples talentos, entre ellos el mas destacable es el de ser un poco menos flojo que el resto, ya había llegado un punto en que estaba obstinado y no me quedaban ganas ni de seguir estudiando o de volver a ponerme a disposición de mi madre para otro recado.

Luego de un rato, casi rayando las 11 de la mañana la electricidad había regresado y me dispuse a intentar prender la computadora y descargar los documentos que necesitaba para leer y anotarlos en mi cuaderno… sorpresa, se volvió a ir diez minutos después, luego de ello tuve que bajar nuevamente a planta baja para recibir a una tía que vendría a lavar su ropa en casa, la verdad no esperaba dicha visita, al bajar me encontré con la sorpresa de que tendría que subir dos enormes sacos de ropa sucia veintidós pisos hacia mi casa…

Ya para esta altura mi incomodidad y estrés eran difíciles de ocultar, cuando llegué arriba, cansado no tanto de subir por las escaleras de hasta el ultimo piso de un edificio de veintidós pisos, sino por el día en si, ah y por los dos sacos de ropa, afortunadamente la luz llegó nuevamente pero con la visita ya estudiar se me era imposible, servir café, sentarme a «socializar» con la visita y atenderla comenzaron a interrumpir cada pequeño espacio en el que pensaba podría sentarme a «estudiar» .

Al final mandé todo a la mierda, la luz se volvió a ir como por quinta vez en el día, y yo ya me encontraba frustrado de no poder hacer las cosas que tenia planificadas para hoy, como estudiar (la mas importante y la que me encuentro haciendo a estas horas), este post es el resultado de un pequeño descanso, estrenado por las continuas interrupciones y cortes de electricidad y cansado de ser el recadero del día de hoy, así que me desentendí totalmente de la visita y del día, me fui a dormir, esperando a que todos se fueran y la luz volvieran o en su defecto desaparecer y aparecer en otra dimensión donde nadie me moleste.  Y en donde pueda lamentar la pésima redacción de este post.

Una foto de un ocaso en mi balcón que tome un día que no es hoy…


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *