El Cuaderno – A mí, compañero (poema).

A mí, compañero.


Rebelde sin causa, motivo ni efecto,
implacable critico de errores y aciertos,
acompañante del silencio y el insomnio.
Hombre de poca fe,
reflejo estoico que me halla en el espejo.
Mi enemigo numero uno,
y el aliado de mas confianza que conozco.
 Mañoso, vicioso, terco, amable y distante.

Siempre pensando en el puñetazo del tiempo
que nos da forma y que nos deforma,
nos arruga y nos destroza los huesos, nos
condena a una caja bajo un pequeño monumento.

Quiero decirte, hermano de mi conciencia,
Tú que parece que te fuiste y que a veces
te estas yendo, mi camarada de guardia,
aunque la tormenta ante nosotros caiga
siempre estaremos en pie, y cuando todo
amaine la suerte la suerte nos vuelva a ver.

Ya no tengas prisa, la caja puede seguir 
vacía un rato mas. 

Una foto muy antigua de mí, el compañero.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Cuaderno – Humo bajo la lluvia (poema).

Humo bajo la lluvia.


Hoy llovió, llovió y mucho,
salí a la calle, salí a mojarme.

Pasé, pasé por aquel parque,
me senté, me senté donde 
nos besamos antes. 

La lluvia flaquea, el viento
golpea, las hojas de los arboles
gotean. 

Encendí un cigarro, encendí
nuestros recuerdos, como
una vela en la noche etérea. 

Y justo a la orilla del filtro, casi
al final recordé tus labios,
el ultimo suspiro iluminó mi boca.

Recordé tus besos con el humo
que brota, saben a cenizas…
apagadas con la lluvia que asoma.

Hoy llovió, llovió mucho,
salí a la calle, salí para recordarte. 

En solo una semana de fuerte temporal, el déficit de lluvia cae un 6 %fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno – Estoy feliz (poema).

Estoy feliz.


Estoy muy feliz, nada es mas importante
que sentirse realizado consigo mismo,
es lo único que vale la pena en la vida.

Siempre fui seco, introvertido y solitario
guardé siempre mi cara bajo la fachada
de poseer el control de mi vida, la clave del éxito.
Nunca disfruté el tiempo en familia, todos me
resultaban tan ajenos y desconocidos…

Probé un poco de aquello
que tanto mi persona envidiaba
y que tan poco o nada comprendía.

Fui amable, carismático y abierto,
disfruté de los placeres de la familia,
la compañía de mis colegas, el amor cálido
de una mujer en mis brazos y el éxito rotundo
de las buenas relaciones y apariencias.

Que hermosa es la vida cuando le sonríes,
cuando ves el lado bueno de las cosas y disfrutas
lo que te dio. Vaya que era todo una mentira.

Un día desperté y lo comprendí,
esta cara alegre nunca fue mía, la sonrisa
radiante mientras cenaba con aquella chica
solo era el placer de saber que seria mía luego de
pagar la cuenta.

Siempre fui seco, introvertido y solitario,
no guardaré esta cara bajo ninguna fachada.
Estoy feliz, nada es mas importante que sentirse
realizado consigo mismo.

⌈Un rostro de mi persona en su forma cotidiana.⌋


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Cuaderno – De ocho a cinco (poema).

De ocho a cinco.


Mas allá de la grisáceo horizonte nublado
donde guarda el abismo eterno de lo desconocido.
En la tierra mojada empapada por la causa y efecto,
allí veo el final de este camino.

Aunque aun hay fuerza en mis brazos y
color en mi piel, siento como la corriente
drena el vigor de mis huesos y mis pensamientos.
¿Es que ya no tengo ganas de seguir?

La amenaza del transcurrir de los años me agobia,
siento que no he avanzado en nada, que solo
he soñado y cuando desperté al borde de mi cama
con la rutina de siempre y la corbata mal trecha…

En ese momento lo supe, hice de mí lo que nunca quise,
y lo que anhelaba hacer de mí jamas lo intenté.
Ahora solo, pórtico quebrado de sueños incumplidos,
estandarte enaltecido por el «hombre común».

No soy el amo de este cuerpo,
soy la mascara que llevo pegada al rostro.
Soy de los que se sienta en el escritorio mirando el reloj
esperando con locura a que llegue la hora de la ida.

fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno – No quiero que hables.

No quiero que hables. 


No tienes que preguntarme como ha sido mi día,
tampoco me interesa que ha sido del tuyo.
No hemos venido hasta acá por un «nosotros».

Para hablar tengo amigos, con ellos trato mis inquietudes,
a quienes cuento mis desvaríos y con quienes comparto
todas mis decepciones.

Sé que escuchas con fastidio mis palabras cuando
hablo de mí mismo, yo oculto mi desinterés por las tuyas
cuando me hablas de tu vida.

Para el sexo es que te quiero y para sentir el calor
de un cuerpo entre la sabanas nos requerimos y
por es que aquí nosotros hemos acudido.

Mi casa vacía, junto con el frió de nuestros dedos
que hacían acariciar los labios, solo por placer,
para hablarnos no nos necesitamos ni nos queremos.

Pero que chiste tiene sino hablas, es curioso
que tu calor no me interese sino escucho antes tu voz.
para hablar no nos queremos, de todos modos lo hacemos.

Lujuriafuente


 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno – Tiempos (poema).

Tiempos.


Cuando pronuncio tu nombre,
aun si es en voz baja, lo primero
que cruza por mi mente es nuestro futuro.

Cuando pienso en ese futuro me doy
cuenta de que no existe, quizás fue
posible en algún momento, nunca sabremos.

Cuando pienso la existencia pienso en mi presente,
que vacío se siente el «ahora» cuando nosotros
ya no tenemos futuro, al menos no juntos.

Cuando pienso en nosotros juntos pienso en el pasado,
el pasado me trae nostalgia, ella trae las lagrimas.
Hago un poco de silencio, apago la luz y destruyo todo.

Cuando pienso en nosotros vuelvo a despertar
y cuando despierto lo primero que llega a mi mente
es tu nombre, lo pronuncio y todo vuelve a repetirse. 

 fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Frío (poema).

Frío.


Esta noche ha sido muy fría.
un  poco mas de lo que es habitual.
Noches frías y solitarias, a veces aburren. 

Me haces falta en esas noches,
hace falta que llenes este cuarto con tu voz,
que calientes mi cama con tu cuerpo.

Me hacen falta tus historias y me hace 
falta que tú escuches las mías.
Que necesaria es a veces la compañía.

Yo sé que no sonrío mucho
y tampoco sé divertir como los demás.

Esta noche sido muy fría y
tú enserio me haces mucha falta
quisiera abrigar mi tristeza entre tus besos.

Resultado de imagen para friofuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Un sueño que tuve (poema).

Un sueño que tuve.


Esto fue un sueño que tuve…

La neblina impregnaba las calles,
hacia frió y en el cielo reinaba el
color gris de los días de ventisca
y lluvia, niebla y calma.

Caminé contra la brida helada
que golpeaba mi rostro mientras
el cigarrillo entre mis dedos
se consumía rápidamente como mis años.

Llegué aquella plaza mas por inercia
que por mi propia voluntad, todo seguía
igual pero diferente, los niños jugaban
las personas iban y venían por la vereda.

Me senté en un banquillo mientras respiraba
el ultimo soplo del cigarrillo, una mariposa
pasó volando frente a mis ojos, parecía que
trataba de decirme algo.

Así como llegó la olvidé casi inmediato.
Te vi surgir de la nada o quizás estuviste
allí todo el tiempo «¿sera ella?» me pregunté
con el asombro y la duda

Claro que era ella, a pesar del tiempo
jamas podría olvidarle, ella es de esas
personas que se quedan en tu memoria
para siempre.

Quise llamarla por su nombre, preguntarle
mil y un cosas «¿Que nos había ocurrido?»
pero ella no me debía nada, siquiera una
ultima sonrisa, me limité a seguirla con la mirada.

Se veía contenta, feliz.
Quizás ya había encontrado alguien que
la mereciera mas de lo que yo merecí
alguna vez, me preguntaba si aun me recordaba.

De pronto la mariposa volvió aparecer
distrayéndome de ella, traté de apartarla
con mis manos y cuando recuperé quise volver
a buscarla entre la gente de la plaza noté
que ella ya no estaba.

Así como vino se fue para siempre…

fuente


Este poema fue hecho con fragmentos de una historia que escribí basada en un sueño que tuve hace ya mucho tiempo, dicha historia esta publicada en Steemit y puedes leerla aquí; El Vals de la Mariposa (relato) de RisckyLu.


 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Fuga (poema).

Fuga.


Vuelvo a despertar, intranquilo, insatisfecho.
Si dormí no lo pareciera, ya ni sueño cuando
duermo, es algo que ya había mencionado antes.

Ya no distingo entre una pesadilla y mi realidad,
se mezclan tan bien una con la otra cuando abro
los ojos y despierto atrapado en esta prisión
que nosotros mismos construimos.

Los pocos días con los amigos son pequeñas
bocanadas de aire fresco, las despedidas
de los mismos arrebatan el aliento como viene.

Con cada despertar en mi cama siento que hay
algo que se me ha perdido; un amigo, un familiar,
paciencia, tiempo o quizás esperanza, ya no hay nada
que esta tierra no pueda quitarme, me ha dejado vació.

Ya no quiero seguir aquí, atrapado en esta frontera,
privado de las cosas mas mundanas, no quiero formar
parte de esta tierra asolada por la codicia.

Algún día me iré, dejaré muchas cosas atrás y
tal vez por un tiempo estaré triste, pero el
odio por esta prisión donde me encuentro
podrá mas que toda la tristeza que me ha hecho sentir.

Comenzó proceso de rescate del mosaico de Cruz-Diez en Maiquetíafuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Abismo (poema).

Abismo.


Me llama, grita mi nombre he
intento no hacerle caso pero
su canto retumba en mi mente,
susurrándome las desdichas de esta vida.

Cierro los ojos por las noches,
ya no sueño nada, solo veo la misma
imagen de un negruzco precipicio infinito
que me clama arrojarme en sus fauces.

Despierto y siento que no he dormido
en mucho tiempo, el sueño se hace
difícil de conciliar luego de aquella
visión tan nítida de una caída al vació.

Ahora llevo un rostro cansino,
atormentado por la rutina y el aburrimiento.
El vació oscuro que veo en mis sueños ya no
se ve tan mal… Quizás debería saltar.

Tal vez la caída acabe con el vació en mi pecho…
el abismo
fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────