El Fumadero – Finalmente de «Vacaciones» (personal).

Por fin un periodo para descansar.

Este mes ha sido difícil sobre todo en lo que a la universidad respecta, muy específicamente estas ultimas dos semanas han sido de vértigo en la universidad, evaluaciones tras evaluaciones sin parar como una ametralladora. Afortunadamente la tortura llega a su fin la semana que viene.

No es que no me guste estudiar, es algo que me agrada y encuentro en muchas ocasiones necesario pero hay momentos en que la universidad puede ser increíblemente absorbente y en ocasiones no te deja espacio para otras cosas que también quieres hacer, una de esas cosas es escribir en Steemit. Personalmente Steemit es como un pequeño rincón para hacer algo que me gusta, escribir y compartir sobre las cosas que me agradan, hay plataformas donde el contenido puede llegar a muchas mas personas es cierto, pero creo que en Steemit se logra de una manera un tanto mas «intima» por así decirlo y me complace afirmar que durante estas semanas estaré de vuelta nuevamente.

Hay demasiadas cosas que he querido hacer y artículos que quiero publicar y me alegra poder tener un poco de este tiempo libre para ello que la verdad lo veía justo y necesario. Ya las manos me picaban por volver a escribir y espero poder seguir ofreciendo contenido entretenido y de calidad en la medida de lo posible.

Se vendrán varias cositas variadas y bonitas, ojala las disfruten mucho leyéndolas como yo las disfrutaré escribiéndolas. Estamos de vuelta!

Una foto de mi escuela, la escuela de Medicina José María Vargas.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – La ultima vez que hablé con ella. (anécdota).

Pequeño Aviso; Quizás te aburras.


La ultima vez que hablé ella.

Hace unos días me ha rondado un pensamiento a la mente en repetidas ocasiones. Siempre suele cambiar mi estado de animo, en ocasiones me pone nostálgico, otras un tanto melancólico o pensativo pero todas esas sensaciones desembocan en una sensación de «vació».

Mientras redactaba un informe para la universidad comencé a pensar en las ultimas veces que hice algo… La ultima vez que construí un castillo de arena, la ultima vez que realmente me sentí enamorado de una chica, la ultima vez que lloré por alguien o cosas mas banales y menos transcendentales como la ultima vez que prendí el televisor.  Entre esa galería de pensamientos que marchaban por mi mente recordé por alguna razón la ultima vez que hablé con alguien, estaba pensando en alguien en especifico, una persona que significó mucho para mí hace tiempo durante mucho tiempo. Es curiosa la forma en la que la mente humana y el universo en ocasiones se amalgaman entre recuerdos y situaciones…. ya sea para bien o para mal. Hoy decidí después de ya unos días sacar esta pequeña anécdota de mí.

Estaba recordando a una señorita la cual había sido una muy buena amiga de la juventud, recuerdo que la conocí cuando yo tenia unos doce o trece años unas vacaciones en una playa en la Guaira, Estado Vargas. Intercambiamos Emails y así fue gran parte de nuestro primer contacto, con el tiempo comenzamos a salir y vernos.

Hacíamos muchas cosas juntos, íbamos al cine, salíamos a comer, a jugar «Maquinitas» en el Centro Comercial, la acompañaba a comprar ropa eso a ella le encantaba, desde que la conocí siempre tuvo buen gusto para vestirse ahora que lo veo en retrospectiva. También me ayudaba a elegir la ropa que yo compraba, sobre todo camisas y esas cosas, ahora que lo pienso también le debo a ella un poco mi forma de vestir durante mi adolescencia.

Fue la primera persona que leyó mis «poemas» y las cosas que escribía, yo le enseñé a tejer, ella me enseñó a bailar merengue, ella fue la persona que me hizo querer comprar ukelele, ya que ella tenia uno, eso me llevó a mi a tocar ukelele, ella era la persona a la que le contaba sobre mis «amores» y me aconsejaba al respecto, ella me contaba de los suyos. Y me atrevería a decir que fue de las primeras personas con las cuales fui a un bar a tomarme unas cervezas.

Siempre llevamos una relación muy buena, de amistad, eramos muy buenos amigos pero la verdad es que desde que la conocí siempre me pareció muy hermosa a pesar de ser solo una amiga. Con el tiempo y los años fui pensando en ella como algo mas, hasta el punto en que realmente ella me gustaba, nunca le dije nada por dos motivos; el primero no quería que mis sentimientos la incomodasen o la apartasen de mi lado, no quería perder su amistad y el segundo era que tenia miedo a que me rechazara, pues una parte de mí sabía que lo haría. Prefería que las cosas se quedaran como estaban en aquel momento. Yo tendría en esa época quince años, ella un año menor que yo.

Pasó el tiempo y seguimos siendo buenos amigos, nuestra relación siempre fue cercana a pesar de que cuando yo entré a la universidad y ya no la veía tanto, pero siempre conseguíamos un día para vernos, ademas llegamos a tener un montón de amigos en común ya que compartíamos gustos similares de música, forma de vestir, lugares que frecuentar. Ya no sentía lo mismo por ella pero la verdad es que aun quedaba algo de ese «amor» que le tenía, supongo que en ese entonces aprendí a a asumir que algo entre nosotros mas allá de amistad no ocurriría. A pesar de todo teníamos cosas en las que eramos muy diferentes, yo era un poco mas tímido e introvertido, nunca fui fanático de las fiestas ni nada de eso, ella por otro lado era muy extrovertida, le encantaba salir de fiestas, beber, bailar era muy abierta y lo que de cierta forma me incomodaba un poco de ella es que era muy popular y tenía muchos pretendientes, me cuesta admitirlo pero eso ultimo no me agradaba a pesar de nunca demostrarlo.

Con el tiempo nuestros caminos se fueron distanciando, ya no nos veíamos casi pero si que hablábamos mucho por redes sociales, hasta que un día dejamos de hablar con frecuencia y así poco a poco hasta dejar de hacerlo, la universidad me tenía ocupado y a ella su trabajo. En ese trayecto de mi vida pasé por muchas cosas y un día por azar del destino la encontré en la calle, cerca de la Plaza Altamira de Caracas, azar sería decir mucho, la verdad es que en Caracas no es difícil encontrar gente conocida ya que no es una ciudad muy grande, ese día fuimos a tomar unas cervezas como el los viejos tiempos, volvimos a retomar el contacto, me contó de muchas cosas que le habían pasado y desde ese día volvimos a hablar como cuando comenzamos a conocernos de jóvenes. Como buen imbécil que soy volví a sentir por ella lo mismo que sentía cuando era un chico de catorce/quince años. Ya en ese entonces tenia como veinte….

Un día fuimos juntos a una fiesta, ya llevábamos tiempo saliendo, siempre como amigos, yo tenía la misión de decirle de una vez por todas lo que sentía y la fiesta me pareció una excelente oportunidad; sentí que entre la algarabía, las drogas y el alcohol tendría valor suficiente para ello, recuerdo que fue una fiesta en San Antonio de los Altos, una casa bien bonita y grande, mi oportunidad llegó un momento horas antes del amanecer de esa noche, quedamos solos en la terraza de la casa, planeábamos ver juntos como amanecía, ambos estábamos borrachos y drogados, hablábamos de cualquier estupidez que se nos pasaba por la mente, ella se recostó en mi pecho, el corazón se me aceleró como nunca antes, respiré hondo y le dije lo que sentía mientras miraba como comenzaba a salir el sol temblando de los nervios y del frió, cuando le dije lo que sentía la miré y se había quedado dormida, me sentí un poco mal porque no le prestó atención a nada de lo que le había dicho, en parte me sentí un poco aliviado por ello…

Esa semana algo había cambiado, sentí que ella me estaba evitando, ya no me respondía los mensajes y siempre había una excusa que evitaba que nos viéramos, eso me causo mucha molestia y un día la confronté y le pregunto el porqué de su forma de actuar, las respuestas eran esquivas o inexistentes y de alguna forma la amistad se fue rompiendo, me enteré que estaba saliendo con una persona y que esa persona le decía que su amistad conmigo significaba un «obstáculo» para su relación amorosa. Fue una relación muy toxica e incomoda de vivir para mí, ella comenzó a hacerme a un lado y a tratarme distinto.

Aquella situación me dejó muy triste, para los jóvenes el rechazo amoroso y esa clase de relaciones son algo difícil de manejar aunque sean algo sencillo de tratar tendemos a ahogarnos en un vaso de agua. Nos volvimos muy distantes nuevamente y me avergüenza decir que en ocasiones ella intentó recuperar el contacto conmigo pero yo no la dejé, decidí ignorarla, y las pocas veces que hablamos todo se tornaba incomodo o en una discusión tonta, una parte de mí estaba resentida porque ella había hecho lo mismo conmigo y había priorizado una relación amorosa antes de nuestra amistad y creo que por venganza, ira o resentimiento jamas le perdoné ello. Nada fue lo mismo luego de aquello, cortamos toda comunicación e incluso ella me bloqueó de su Facebook, ya ni recuerdo porqué, seguro fue una estupidez.

Así pasaron los años, recuerdo que la ultima vez que me escribió fue en mi cumpleaños del 2014 o quizás el del 2015, no lo recuerdo con claridad, lo que si recuerdo es que no leí el mensaje y lo eliminé sin saber si quiera que decía, pensé que ya ella me daba igual y la había superado pero ahora que lo veo con claridad yo aun seguía molesto. A pesar de no hablar con ella si seguía enterado de su vida pues teníamos un circulo de amigos en común bastante amplio, lo ultimo que supe de ella es que tenía planes de irse de Venezuela, o que ya se había ido, fue lo ultimo que supe de ella.

Hace unos pocos días estaba hablando con un amigo que pertenecía a este circulo de amigos que esta chica y yo teníamos en común, este viejo amigo y yo nos encontramos de casualidad en un evento musical, intercambiamos números para estar en contacto, hablamos por teléfono de como ya habíamos envejecido y de lo bueno que eran aquellos años en los que eramos chicos de 18 – 19 años pensando que teníamos todo claro en la vida. En ese ataque de extrema nostalgia por las amistades y momentos del pasado le pregunté si había tenido noticias de aquella chica con la que yo había perdido el contacto, si sabia como estaba y en que parte del mundo se encontraba… Que grande fue mi sorpresa al escuchar las palabras que me dijo. Fue como un golpe en la cabeza cuando me lo contó; «hermano ¿no lo sabes? ella falleció, hace ya dos años». Quede totalmente en blanco, por un momento todos los pensamientos que tenía se desintegraron y quedé flotando en un limbo espectral…

Al instante la voz se me quebró y colgué el teléfono, la cabeza me zumbaba, me llevé las manos a la frente y suspiré. No podía creer lo que había escuchado, le mandé un mensaje a este amigo preguntándole de manera muy tajante si me estaba jodiendo o jugando conmigo, ante su negativa y mi negación me propuse a buscarla por Facebook, no pude dar crédito a pesar de ello, leí su ultima publicación y los mensajes de condolecías de hace ya dos años, aun así no podía creerlo. Me alejé de la pantalla, me senté en el suelo del baño de mi casa, prendí un cigarrillo y comencé a llorar, recordé de golpe todos los momentos que pasamos juntos y las estupideces por las que peleamos y dejamos de hablar, no solo me sentí estúpido y desolado, comencé a pensar «¿En que momento pasó esto?» «¿Donde estaba yo?» y «¿Por que me estoy enterando ahora si fue hace tanto tiempo?».

No pude dormir esa noche, el remolino de pensamientos me mecía con furia de un lado hacia otro, comencé a pensar en el montón de cosas que pude haber hecho distinto y de lo tonto que fui a no haberle contestado su mensaje el día de mi cumpleaños, jamas sabré que decía dicho mensaje, también pensé sobre la ultima vez que hablamos y lo mal que quedamos, jamas creí que aquella vez que discutimos sería la ultima vez que hablaríamos ni que el día de aquella fiesta en San Antonio sería la ultima vez que pasaríamos un rato juntos. No comentaré sobre lo que le ocurrió ni de como paso, creo que es algo que no me incumbe ni grato de contar.

Es increíblemente curioso lo frágil que es la vida, el peso que puede llegar a tener la ultima vez que hacemos algo, sobre todo si se trata de la ultima vez que hablas o ves a alguien. Cada vez que pienso en ello me viene a la mente este recuerdo. Jamas le dí tanta importancia a la «ultima vez» hasta estos días, nunca sabes cuando será la ultima vez que hables o estés con alguien a quien consideres importante… Y debido a esto creo que siempre cargaré con este extraño vació sobre la ultima vez que hablé con ella.


Por motivos personales y de respeto no revelaré el nombre de nadie.

Si en verdad existe un ente amable y superior
espero que todo este tiempo hayas podido
caminar en paz a su lado. 

Si hay algún paraíso espero que allí
te encuentres, al abrigo de las nubes
sin pensar en causas ni consecuencias

Ya habrá tiempo suficiente para que todo
vuelva a ser como lo fue antes de la 
ultima vez que hablamos hasta esperar la
salida del sol.

Job Klijn. Abstract art. 'Fading' - from the emigrant seriesfuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
Esta vez no hay banner


 

El Fumadero – Siete consejos para mejorar tus historias.

Antes que nada…

Me gustaría comenzar excusando mi ausencia, luego de dos catastróficas semanas dedicadas por completo a la universidad he podido hacerme un pequeño espacio para poder hacer algo que me gusta y es escribir. A pesar del estrés de la universidad aun me queda algo de materia gris fresca que no se ha secado con los exámenes y quiere seguir ofreciendo contenido.

Últimamente me he percatado que muchos autores; ya sea de libros, series, mangas, animes, abusan de ciertos aspectos o recursos para escribir sus obras terminando así por romper o restarle correncia a el trabajo que realizan. No es que yo sea un gran autor ni mucho menos pero al menos como lector me molesta y me decepciona ver como una buena obra se arruina debido a ciertos desaciertos de sus escritores, desaciertos que en ocasiones son muy groseros.

Por eso hoy me gustaría brindar siete consejos sencillos y humildes que en mi opinión mejorarían muchísimo las historias que escribirás o que estas escribiendo si es que eres fanático o entusiasta de esta actividad, quizás este articulo evite que caigas en algún agujero de trama, o crees por accidente o intencionalmente algún Gary Stu, Mery Su o algún Deus ex Machina.

fuente


Como hacer de tu historia una mejor historia.

1- La Ambientación y la situaciones son la base.

Es muy importante en mi opinión el ambiente en donde se desarrollará tu historia ya que ello definirá muchos aspectos de la misma como la forma de pensar de los personajes, la forma en la que viven demás. Tu historia podría estar inspirada en una época antigua, como la Roma Imperial, o quizás algo mas contemporáneo a esta época, el mismo periodo en el que vivimos, quizás quieras hacer algo ambientado en la época de la Segunda Guerra Mundial o algún universo ficticio creado en tu mente, la unión de dos periodos históricos para crear uno propio y las situaciones podrían ser; periodos de guerra, tensiones políticas, paz inestable…

El ambiente también puede abarcar cosas un poco mas pequeñas; un núcleo familiar, un ambiente de trabajo… Diría yo que la Ambientación y las situaciones que ocurrirán o que ocurren dentro de dicha ambientación son la clave para la posterior construcción de un personaje, el entorno en el que crecemos y las situaciones a las que nos enfrentamos nos definen como persona, lo mismo pasa en nuestras historias.

2- No Gary Stus, No Mery Su, No Deus Ex Machina.

A todos nos gusta fantasear con una versión mas perfecta de nuestro «yo» en ocasiones no podemos evitar proyectar esa fantasía de poder en nuestras obras y en ocasiones como resultado creamos a un personaje que quizás en nuestra mente sea un personaje único, interesante y de ensueño pero la realidad es que hacemos todo lo contrario.

Estos recursos no solo pueden arruinar tu obra, sino que reflejan una gran falta de técnica y madurez a la hora de crear personajes o situaciones para que dichos personajes tengan crecimiento. Este recurso es un recurso vago, flojo, increíblemente plano y de mal gusto, puedes volver aburrida y sin sentido una historia a través del uso de personajes con estas características.

3- Un objetivo, una meta.

Todos los personajes de tu historia o al menos los mas importantes deben tener un objetivo, una ambición, un deseo, esto hace mucho mas fácil su construcción en mi opinión y también genera en nosotros algo de empatía hacia dicho personaje, sobre todo si es un objetivo con el que nosotros nos sentimos en comunión, todos tenemos metas en la vida y es lo que de cierta forma nos da un sentido y lo mismo pasa con nuestros personajes, todos deben tener un objetivo y el deseo intemperante de querer alcanzar ese objetivo moverá los hilos de la historia.

4- Un buen antagonista. 

Si hay algo que personalmente me enganche en una historia es un antagonista interesante, que genera suspenso, miedo intriga, que tenga sus objetivos claros y haga lo necesario para conseguirlo, por lo regular los antagonistas tienden a ser implacables y el fin justifica los medios para ellos, creo que es al personaje al que mas desarrollo se le debería otorgar pues es un pilar importante en una buena historia, diría que el mas importante ya que sin antagonista no hay conflicto y directamente sin conflicto no hay historia.

El antagonismo no siempre debe recaer en una sola persona, «el mal» o la villanía puede tener infinidades de caras, puede incluso simplemente no tener una forma definida, puede ser incluso algo mas; una plaga, un desastre natural, también será cuestión de perspectiva en la obra. Lo cierto es que un antagonista bien desarrollado será un pilar importante en una gran obra.

5. Exprésate en tu obra, siéntela da un mensaje ¿Tienes algo que decir?

Las grandes historias nos hacen reflexionar, nos ponen en un estado de introspección, nos dejan algo, este punto es algo importante, en mi opinión toda gran obra tiene algo que decir, algo que criticar o algo que expresar. Tú decides de que forma dejar este mensaje o esta enseñanza; si ocultarla entre los párrafos a manera de metáforas o dejarlo directamente expresado en la obra.

Son los personajes y sus ideales la manera en la que se suele dejar una enseñanza, un mensaje o algo que decir y por ello su desarrollo es tan importante.

6- Se Coherente.

Esto tiene mucha relación con el segundo consejo, si creas un entorno o ambiente en tu historia dicho entorno debe tener coherencia, sobre todo a la hora de que los personajes se desenvuelvan en dicho entorno, una ambientación coherente hace a personajes coherentes y creíbles, nunca esta mal sorprender al  lector con un giro de trama, de hecho eso se agradece pero esa sorpresa debe estar acompañada de un trasfondo, no tiene que ser un trasfondo muy elaborado pero las historias que están bien hiladas y cuyas acciones y pasos tienen sustento son un deleite leerlas.

7- Nunca dejes de ser creativo y de escribir, pero mas importante aun. Lee mucho.

Actualmente tenemos acceso a una cantidad increíblemente grande de información, aveces creemos tener una idea creativa que resulta ya se le ocurrió a alguien mas pero no esta mal inspirarse de otros autores para crear tus propias obras, la creatividad es importante, pero lo es también leer, leer mucho y de todo un poco, encontrar elementos aquí y allá para poder forjar tu propia obra.

Mientras mas leemos mas enriquecemos y mas herramientas nos agregamos para poder crear, y mas importante que nada, que sientas y ames lo que estas escribiendo o creando.


Y bueno….

Soy un entusiasta de esta actividad y espero que mi aporte te sirva a la hora de que vayas a crear tus propias obras y que te ayuden a mejorar así sea un poquito. Espero volvamos a leernos muy pronto.

fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – Perdonar para curar (personal).

Perdonar para curar.

En algún momento de nuestras vidas, todos hemos sufrido alguna clase de decepción o engaño. Es normal acostumbrarse a dichas cosas, todos mienten y el mundo entero mas temprano que tarde te decepciona pero es mas difícil asimilar estas cuestiones cuando el engaño o la decepción viene de alguien a quien aprecias mucho.

No es algo nuevo para todos, tampoco vengo a darles la revelación del siglo, sabemos que es así, cuando alguien a quien apreciamos mucho nos hiere a veces sin quererlo es cuando realmente nos duele, da igual que otras personas lo hagan sino significan nada para ti.


Anécdota de un pequeño desastre.

Siempre fui una persona a la que se le hace fácil dejar de lado las cosas, quizás
por orgullo o apatía aunque el sentirse engañado siempre fue menester en este tipo de situación, por lo regular cuando estas cosas me ocurría tendía a cortar todo tipo de lazos con esa persona por importante que fuese para mí o dejarla de tratar a como le hacia cuando aun tenia mi confianza. Siempre pensé que el «perdonar» solo era una excusa o algo que simplemente beneficiaba a quien de alguna forma nos había hecho daño.

Si un plato esta roto así se quedara aun cuando lo vuelvas a unir. Recuerdo que hace un tiempo salí con una señorita que significó mucho para mí, nuestra relación terminó de muy mala forma, ambos nos hicimos mucho daño y me dije a mi mismo que nunca podría perdonarle. Durante mucho tiempo guardé todas esas cosas que quise decirle, todo ese malestar que me hizo sentir porque pensaba que no merecía el gusto de saber que me dolió, quería aparentar que mi vida seguiría sin mas, la verdad es que poco a poco me convertí en una especie de caja de Pandora de emociones dañinas y comencé a pensar y recordar lo que viví con esa persona cada vez mas, de manera menos agradable y frecuente, el típico «Ojala no te hubiera conocido» o «que hubiera pasado si…».

Así pasaron los años hasta que un día como cualquiera, me llegó un mensaje de esta persona quien estaba sintiendo algo muy parecido a lo que yo, durante todo este tiempo ella había guardado al igual que yo todas sus emociones y me propuso el vernos y conversar, habían pasado tres años desde la ultima vez que nos vimos si mal no recuerdo. Pensé que quizás debería dejar la obstinación y el orgullo a un lado para poder hablar con ella y decirle lo que tengo que decir, así que accedí a vernos.

Luego de hablar, de escuchar lo que ella tanto quería decirme, de decirle lo que tenía guardado durante tanto tiempo pude ver con claridad que todo este tiempo solo guardé esa carga negativa sobre mis hombros para nada, en un principio pensaba en desatar toda mi rabia y dejarla salir como una tormenta, y al final creo que nunca fue esa mi intención porque no pude ni quise hacerlo llegado el momento , al final nos perdonamos por todo el daño que nos hicimos. Me di cuenta que perdonar no se trata de excusar a la otra persona por sus errores, es mas bien una redención contigo mismo, una forma de despojarte de esos lastres emocionales para poder continuar tu vida con la conciencia tranquila y el corazón calmo..

Nos despedimos y quedamos en que quizás si las circunstancias lo permitían podríamos empezar de nuevo, como amigos, como personas curadas de toda esa rabia que nos dolía tanto. Creo que lo único que necesitaba era que yo le salvara de sí misma al igual que ella me salvó de mi rabia, te perdono no para excusarte, te perdono para poder salvarme.


Es la única foto que aun conservo de nosotros. 


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Fumadero – Tiempo para descansar (personal).

Unos días libres…

Hace unos pocos días salí de vacaciones, ahora tengo un mes para poder relajarme y tratar de dispersar la mente en algo que no sea ir a la universidad o trabajar, a pesar de que solo han pasado tres días desde que oficialmente estoy de vacaciones no he sabido que hacer con tanto tiempo libre…

Estuve pensando en que quizás podrían ampliar mis temas referente a libros, de hecho he estado pensando en hablar de la mitología de Avatar, quizás no sea esta la mas rica en detalles de todas pero la encuentro increíblemente interesante, aprovecharé el tiempo libre para volver con los temas del universo de Señor de los Anillos y de Canción de Hielo y Fuego los cuales he tenido un tanto abandonados por cuestiones de tiempo entre la universidad y trabajar.

Últimamente me he sentido un poco mas centrado con respecto a mi vida, me va bien en la universidad, el trabajo esta estable al igual que mi estado emocional a pesar de los embates y sorpresas que este país guarda en su caja de Pandora, he estado haciendo ejercicio con bastante frecuencia e incluso he crecido unos pocos centímetros….

A pesar de ello creo que no me haría mal relajarme un poco porque he tenido la mente tan ocupada que siento que no he tenido tiempo si quiera de desarrollar nuevos temas para Steemit, espero que estas vacaciones me ayuden a ver la luz en ese aspecto, quisiera poder recobrar el ritmo de escritura y creatividad que llevaba hace unos pocos meses y bueno celebrar estos días que he pasado fuera del hueco existencial.

Este será un tiempo para descansar, pero también para escribir y hacer esto que tanto me gusta, ojala nos leamos pronto.


aprovechando el día libre para hacer deporte.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – ¡Fuera luces! (personal).

Aquí vamos de nuevo…

Siempre me gustó la literatura fantástica, las de aventuras, los programas y blogs de viajes, la exploración, a medida que fui creciendo me comenzaron a gustar mas dichas cosas, mientras me encontraba viendo Avatar la Leyenda de Aang comencé analizar inconscientemente el porque ese gusto tan peculiar, que era lo que me obsesionaba tanto por aquellas cosas, porque me la paso en mis ratos libres consumiendo horas y horas de este contenido…

Llegué a la conclusión de que no había nada particular que me atrajese, lo único que podía rescatar era la sensación de movimiento, de lugares nuevos que esos libros, blogs y contenido me ofrecían, la sensación de poder moverte, de sentirte en cierta forma libre, de poder estar lejos, sobre todo lejos de aquí donde me encuentro, creo que esa es la razón por la cual esta clase de contenido que consumo de libros o internet relacionado a la «aventura» a las travesías o la exploración es porque me hacen sentirme lejos de esta maldita pesadilla a la que llamo «hogar», y es que si bien Venezuela es un lugar «hermoso» es una belleza que no puedes percibir, solapada por todo el montón de porquería que ocurre día tras día…

He estado analizando mis búsquedas en Youtube y he notado que hay cosas como, «sitios no tan conocidos de la Isla de Malta» «Como se pasa un día surfeando en Hawaii», «Que desayunan las personas en Japón», «Así serán los vuelos comerciales a la luna», últimamente tengo la necesidad de sentirme lejos de aquí con la mayor urgencia posible y cada día que pasa esa ansiedad se va mutando en desespero, pero a la vez me veo a mí mismo cobarde e incapaz de moverme de esta tierra, este lugar que se traga el dinero las esperanzas y la vida de las personas que solo buscan algo mejor y su único pecado es pensar diferente.

Siento un gran y profundo respeto por aquellos valientes idiotas que se lanzan en busca de aquello que les haga feliz, que los llene, que salen a buscar su destino… ignoro si saben de las consecuencias que eso implica, ignoro si saben que la vuelta atrás es complicada y que jamas serán los mismos y esta tierra tampoco… Algo característico de la literatura de aventura es el gran viaje y la vuelta a casa, pero si en algún momento la voluntad me da para emprender el gran viaje puedo asegurar que no habrá una «vuelta a casa». Mi casa ya no existe, esta tierra en la que vivo no es mi casa y espero pronto irme muy lejos…

Lo siento no recuerdo exactamente quien me tomó esta foto.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – Día de eventualidades (personal).

¿Por que? ¿Porque hoy?

Nunca les ha ocurrido que apartan un día libre para ponerse al día con todas sus actividades y piensan cosas como ; «Me levantaré temprano» «Adelantaré mi tarea» «Haré ejercicio» etc… pues hoy para mí no fue ese el caso mas me ocurrió algo un tanto similar, es curioso como la ley de Murphy actúa en el universo de maneras tan variadas y molestas.

Hoy me levanté temprano, a las 5 de la mañana y me encontré con el ya no tan esperado hecho de que no había luz eléctrica en mi casa, toda el área por donde vivo se había quedado sin electricidad, algo que lastimosamente ya no sorprende tanto en Venezuela. Tenia pensado en adelantar mis tareas de la universidad pero para ello necesitaba la computadora que es donde tengo mi material de estudio, tener tus cosas en la computadora es la forma mas económica de estudiar… Si vives en Venezuela entendederas que sacar copias y copias de material de apoyo para tenerlo en físico a diario no es algo económicamente viable para todos y comprar libros es prácticamente un lujo, por el alto precio de estos.

Debido a este inconveniente me dije que repasaría los apuntes que tengo ya anotados en el cuaderno, la luz no me iba a joder el día y todo iba bien hasta que mi madre se levantó y me pidió que le llevara un recado a la conserje del edificio, ella vive en el primer piso de mi edificio…. yo vivo en el piso veintidós, al no haber luz tampoco ascensor y tener quehacer inmediatamente un recado que se podría hacer en cualquier momento del día era algo que me parecía necesario, sumado al esfuerzo de tener que retornar de subida los veintidós pisos…

No seria la ultima vez que bajaría esas escaleras en el día, como no había ascensor fui prácticamente el recadero de hoy, antes de las 10:30 de la mañana ya había bajado y subido las escaleras de mi edificio por multitud de razones y poco tiempo me había dado de ojear mis apuntes, era curioso, cada vez que me sentaba a leer, alguien necesitaba hacer uso de mis múltiples talentos, entre ellos el mas destacable es el de ser un poco menos flojo que el resto, ya había llegado un punto en que estaba obstinado y no me quedaban ganas ni de seguir estudiando o de volver a ponerme a disposición de mi madre para otro recado.

Luego de un rato, casi rayando las 11 de la mañana la electricidad había regresado y me dispuse a intentar prender la computadora y descargar los documentos que necesitaba para leer y anotarlos en mi cuaderno… sorpresa, se volvió a ir diez minutos después, luego de ello tuve que bajar nuevamente a planta baja para recibir a una tía que vendría a lavar su ropa en casa, la verdad no esperaba dicha visita, al bajar me encontré con la sorpresa de que tendría que subir dos enormes sacos de ropa sucia veintidós pisos hacia mi casa…

Ya para esta altura mi incomodidad y estrés eran difíciles de ocultar, cuando llegué arriba, cansado no tanto de subir por las escaleras de hasta el ultimo piso de un edificio de veintidós pisos, sino por el día en si, ah y por los dos sacos de ropa, afortunadamente la luz llegó nuevamente pero con la visita ya estudiar se me era imposible, servir café, sentarme a «socializar» con la visita y atenderla comenzaron a interrumpir cada pequeño espacio en el que pensaba podría sentarme a «estudiar» .

Al final mandé todo a la mierda, la luz se volvió a ir como por quinta vez en el día, y yo ya me encontraba frustrado de no poder hacer las cosas que tenia planificadas para hoy, como estudiar (la mas importante y la que me encuentro haciendo a estas horas), este post es el resultado de un pequeño descanso, estrenado por las continuas interrupciones y cortes de electricidad y cansado de ser el recadero del día de hoy, así que me desentendí totalmente de la visita y del día, me fui a dormir, esperando a que todos se fueran y la luz volvieran o en su defecto desaparecer y aparecer en otra dimensión donde nadie me moleste.  Y en donde pueda lamentar la pésima redacción de este post.

Una foto de un ocaso en mi balcón que tome un día que no es hoy…


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────

El Fumadero – Terapia para mí (personal).

Un nuevo horizonte.

Desde hace unas semanas he tenido una extraña sensación que ya me había afligido mucho tiempo atrás, la sensación de aburrimiento y apatía por todo, desganas de hacer cualquier actividad, me costaba pararme de la cama y no sabia sobre que escribir porque la verdad no estaba seguro que valiese la pena, de hecho no estaba seguro de hacer cualquier cosa ya que e mi interior mi vida estaba perdiendo cualquier tipo de significado.

Imagino que todos nos hemos sentido así en alguna ocasión, quizás incluso hasta sea algo común, como ya había dicho en un articulo anterior comencé hacer varias actividades a las cuales ya le había perdido la pasión. Acabo de comenzar clases hace unas dos semanas atrás y hasta los momentos me he sentido increíblemente centrado,  he llevado al día la universidad y no lo he sentido como una obligación, como lo solía ver antes, estoy pensando en hacer un poco de ejercicio, una especie de rutina de entrenamiento, jamas he sido muy amigo del esfuerzo físico pero quizás cambiar un poco la rutina y salir de la zona de confort me aleje un poco mas de la fosa de la cual siento que he salido por los momentos…

Esta foto la tomó @theferro


A muchos nos afecta.

Ayer salí con un amigo al cual tenía mucho tiempo sin ver, como yo llevaba varias semanas siendo presa del sedentarismo me costaba mucho salir de mi casa o hablar con las personas, es increíble el tiempo que se pierde cuando se esta dentro del hueco, en fin, fuimos a tomar unas cervezas (tenia tiempo sin salir hacer tal cosa) y descubrí que el estaba pasando por un asunto similar, estaba pasando por una situación en la cual estaba tratando de poner sus asuntos personales y cosas en orden.

De cierta forma me sentí muy identificado con lo que le estaba ocurriendo ya que yo llevaba mucho tiempo sintiéndome de dicha manera aunque a veces simplemente intentaba olvidarme de eso o vivir con ello, aunque huir de aquella sensación jara que a la larga termine explotando en tu cara…

Al igual que yo, este amigo se sentía profundamente afectado emocionalmente por la situación país, y es que en Venezuela lo normal puede llegar a ser muy anormal por cliché que pueda parecer, no es fácil ver como todos los seres que uno quiere huyen de estas tierras o de como el trabajo y el estudio puedan llegar a hacerte sentir que no vas a ningún lado, incluso hay días en que me pregunto por que seguir con la universidad si al final para vivir en esta tierra un titulo no vale lo que se supone… Trato de ver mas la universidad como la experiencia de ir, estudiar, hacer amigos y disfrutar el viaje, tratar de no pensar en que será después de ello…

esta foto la tomó @gabrielafranco


Pasatiempos terapéuticos. 

A pesar de que es la única actividad física que hago, el footbag me ha ayudado a mantenerme con un buen animo, llevaba mucho tiempo sin jugar y el volver hacerlo me ha hecho sentir vivo nuevamente, salir a la calle y tomar fotos también ha sido muy terapéutico para mi estado de animo, si bien esto en Caracas es casi un deporte de alto riesgo debido a la desmedida delincuencia, el poder conseguir fotos de una ciudad con tantos encantos es satisfactorio.

He vuelto a componer y hacer música después de mucho tiempo, y he sabido administrar mis horas de estudio con todo lo demás lo cual me ha llenado de satisfacción, pero creo que de lejos la actividad que mas he disfrutado es escribir mis artículos para Steemit. Esta semana he recibido una ráfaga de inspiración, incluso he llegado a escribir un artículo diario sin darme cuenta, he sido capaz de variar el contenido y se me han ocurrido un sin fin de ideas y temas nuevos para secciones que tenía tiempo olvidadas como el Cenicero.

Estoy pensando en variar mucho mas los temas, hablar sobre videojuegos con mas rigor y de como estos influyen en la cultura y sociedad actual, no sé si incluir una nueva mitología de literatura en mis artículos como Harry Potter que también fue una saga importante para mí, o quizás hablar sobre lo poco que sé de música y compartir ese conocimiento con ustedes… Para la semana que viene me he puesto un reto personal, el de poder escribir un articulo diario y con temas bien variados, me gustaría aprovechar al máximo esta racha de inspiración que estoy teniendo…

esta foto la tomé yo y solo la puse porque pensé que se veía bonita.


Gracias totales.

Por ultimo quiero agradecer mucho a los distintos grupos de curación y a las personas que se han detenido a leer mis artículos y han dejado su comentario, a veces siento que no lo merezco ya que de verdad no soy la persona que mas «feedback» genere, si bien me gusta mucho leer el material que encuentro en Steemit e incluso tengo una serie de usuarios a los que leo casi que constantemente, sé que no soy el que mas comente o mas palabras de alientos o consejos deje… Pero quiero darles las gracias por leer mis pendejadas, no tienen idea de lo mucho que eso me alegra y bueno pronto sabrán quienes son.

Agradezco todo el apoyo dado y espero poder seguir ofreciéndoles contenido de su agrado por mucho tiempo mas, ojala nos sigamos leyendo. Por ahora ha disfrutar de este momento de plenitud y estabilidad emocional.

la vieja confiable. 


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – Intentar encontrarse (personal).

Escalar la fosa.

Hace ya varios meses que he estado viviendo con una muy incomoda sensación de vacío en mi interior, como ya había comentado en artículos anteriores referente a este tema; dicha sensación me producía una total apatía y desanimo con todo, me sentía inmerso en un estado de estupor y cosas como escribir o incluso intentar pararme de la cama me resultaban tareas titanicas.

Decidí intentar hacer frente a este demonio a mi ritmo, es muy fácil decir «no estés triste» o «hay personas con problemas peores» que si que los hay pero esa clase de comentarios no ayudan en nada, razón por la cual a veces prefiero no contar nada sobre esta clase de cosas, pero bueno… he hallado en la escritura de estos artículos referentes al tema una terapia para mi persona y he intentado armarme de valor y decidí que me levantaría de la silla de piedra y trataría de escalar la fosa en la que me siento atrapado.

Una foto con el sol de frente.


Una búsqueda incesante. 

«La vida es un viaje» esta frase es muy usual y se puede conseguir y fácilmente asociar con muchos de nosotros. Me gusta ver el camino a la recuperación también como un viaje, mas aun en estos temas en lo que a las sensaciones de estar «deprimido» compete.

Como cada viaje, cada quien escoge la forma de transitar el sendero que mejor le parezca, en mi caso opté por entregarme por completo al hueco, dejar de luchar contra esa sensación y dejar de analizar el porque me siento de dicha forma, dejar de pensar que no debería sentirme así aceptar que tengo un problema y que debo lidiar con ello. Expresar lo que sentía estas ultimas semanas me ha sido de ayuda así que decidí escribir con lujo y detalle una suerte de «diario» donde hablo para mí de todos aquellos «bajones» y momentos en que me sentí de esta forma.

También escribí un poco sobre como me he sentido estos últimos días, entendí que los artículos publicados con respecto a esto no eran sino un pequeño resumen, mas que un resumen un ensayo… En fin, la escritura de dicho diario me sirvió para reavivar las ganas por escribir, así que volví a escribir poesía, historias cortas, volví a tocar la guitarra y el piano, comencé a desencadenar y a drenar el malestar nuevamente a través de aquellas cosas, conocí algunas cosas de mí mismo mas a profundidad, la verdad es que llevaba años creyendo que me había «estancado» en lo que al desarrollo de muchas actividades se refiere, creo que lo sentía de esa forma por el asco o menos precio que a veces siento por mí mismo debido a los bajones.

Pero ha sido grato encontrar nuevamente la inspiración perdida desde hace mucho tiempo, o al menos una pequeña luz de ella.


No escaparé de la realidad. 

Esto es lo que mas me ha costado, vivo en un país que esta pasando por un momento catastrófico que ha repercutido emocionalmente en mí y sin discusión alguna en la población entera, a algunos nos afecta mas a otros menos, pero de esto no vengo a hablar.

Durante un tiempo esta misma situación ha sido uno de los detonantes mas importantes que me ha llevado a darme casa por cárcel, la verdad es que el encierro no es precisamente bueno para la tristeza o el malestar y si bien no ha sido fácil he decidido ponerme ha hacer algunas cosas que tenia pendiente;  abrirme una nueva cuenta de banco, tener una rutina mas regular de ejercicios, estar mas involucrado en los gastos del hogar, levantarme mas temprano y repasar las cosas de la universidad (a pesar de no estar viendo casi clases), comencé a sentirme un poco mas centrado, a pesar de todo, sentí que el entorno ya no era un obstáculo tan grande y que las ganas de alcázar los objetivos era mayor, fue algo que me costó mucho y en lo que aun trabajo pero imponerme estas cosas a pesar del desanimo me ha ayudado a salir un poco mas de la fosa y pisar tierra firme.

Con el paso del tiempo he comenzado a salir un poco mas a la calle, nuevamente y he podido apreciar algunas cosas de la ciudad en donde vivo, decidí sacar al perro a pasear en las madrugadas de los días libres para poder gozar ese frió y neblina que tanto me gusta, es increíble lo mucho que puede cambiar el día un detalle como ese, volví a sacar fotos, inspiración que también había perdido y he recuperado nuevamente. en pocas palabras he tenido una agradable sensación de enfoque, de sentirme centrado y no perdido en una deriva fantasma. No ha sido fácil, hay días de días pero con el paso del tiempo espero que mi voluntad crezca para yo poder hacer mas días buenos que tristes.
Una foto accidental de la UCV (Universidad Central de Venezuela) que me gustó.


Siempre se puede caer.

A pesar de todo, no ha sido fácil… hay días en los que siento que esa sensación de caer de nuevo al hoyo me invaden pero con un poco de esfuerzo y concentración he podido mantener esta suerte de sensación agradable y espero que siga así. Tener una recaída no es malo, pero siempre debemos tener en la fuerza para intentar levantarnos de ello, en ocasiones no se verá sencillo, y tampoco lo será, pero todo pasa por abrazar la situación y poco a poco ir floreciendo, ya sea con ayuda de expertos en el campo o con la de tus conocidos, pero nunca esta demás un poco de apoyo porque todos lo necesitamos.

Tampoco debemos dejar de subestimar a la fosa, porque un solo resbalón nos enviara de vuelta al fondo y es mucho mas fácil quedarse allí adentro que intentar subir nuevamente, pero bueno… la vida es un viaje, y la salida del hoyo también lo es, cada quien escoge como emprenderlo.

Una de tantas fotos de esas que se toman durante el paseo.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
 

El Fumadero – Días nublados en Caracas (personal).

Pesadez y desinterés. 

Últimamente he estado evitando a toda costa salir de mi casa, Caracas es una ciudad que a mí particularmente me deprime, odio el ajetreo, la suciedad y la forma en la que el grueso de población de la ciudad se expresa, sus léxicos, sus modales y su forma de convivir.

He estado sintiendo desde hace varios meses esa amarga sensación de aburrimiento y falta de interés que tanto trato de evitar siempre, aunque escribir en este blog es un pequeño bálsamo contra esta sensación ya que me mantiene ocupado y con la mente pensando en otros lugares distantes que me apartan un poco de la realidad de la ciudad. A pesar de ello hay días en los que escribir no es suficiente, las ideas se agotan y la inspiración toca su techo y todos sabemos que es un estado que no se puede perpetuar demasiado en el tiempo.

Es molesto sentir como este sentimiento acecha a diario, me canso con mas facilidad y frecuencia durante el día y no quiero hacer nada ni hablar con nadie, pero algo ha cambiado en la ciudad que me ha hecho reavivar un poco el animo en incluso me ha sacado uno que otro día de mi casa.

Desde un balcón viendo como la lluvia de compañía, fue buena inspiración para escribir nuevo material. 


Los bellos días grises.

Hace ya unos cuantos días Caracas ha tenido unos no tan usuales pero bien apreciados días nublados, el calor y el ajetreo no hacen una buena combinación sin embargo estos días nublados con ligeras precipitaciones han reavivado mis ganas de salir a la calle un rato así sea a caminar incluso he sacado alguna que otra foto, teniendo en cuenta los riesgos que conlleva sacar una foto en Caracas.

El cielo aclarando después de la lluvia. 

Ayer y hoy aproveché el tiempo nublado para despejar la mente y pensar el «porque» me ese sensación de depresión ha vuelto a estar presente, y mientras me tomaba un café en una plaza acompañado solo de mis pensamientos pude intuir que lo que me tiene sin «ánimos de nada» es «lo mismo que a todos»; situación-país, precios exorbitantes, trabajos mal pagados, economía de mierda y amigos (la gran mayoría) fuera del país. No es algo que pueda cambiar solo puedo tratar de distraer la mente de ello, pero mientras estaba caminando por colinas de Bello Monte y admirando la neblina que cubría los picos del Avila pensé, «bueno al menos el tiempo esta muy bonito, me gusta».

Por ridículo que pueda parecer creo que mientras encuentres un motivo por pequeño que sea para seguir adelante, de alguna forma podrás alegrar tu día, y gracias a los días grises de Caracas creo que mi estado de animo ha cambiado para mejor, he disfrutado de las lloviznas que tanto le hacían falta a las calles, la brisa fría que pasa por mi rostro, y los atardeceres amarillos con azul tenue entre las nubes oscuras que amenazan con llover. Creo a pesar de los malos momentos, quizás una sonrisa o un buen clima pueden ayudar a postergar la tristeza por unos días mas. Espero estos días grises sigan alegrando mi corazón mientras duren…

La neblina descendiendo a la ciudad.


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
─────────────────────────
Nota; todas las fotos fueron tomadas por mi persona.